Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los desafíos de pagar solo en efectivo

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

¿Te has sentido incomodo cuando compras algo en efectivo y recibes muchas monedas de vuelta? Aunque esas monedas pueden llegar a tener su utilidad, por ejemplo, para hacer compras pequeñas en la calle, tienen un problema fundamental:  no te permiten llevar una cuenta clara de la cantidad de dinero que tienes. En la mayoría de los casos se tiene monedas en pequeños tarros o en las mesitas de noche, pero, ¿quién cuenta eso como parte de sus ahorros o dinero disponible?

Aquí entra a jugar uno de los beneficios esenciales de las tarjetas débito y crédito. Con las tarjetas sabes exactamente cuánta plata tienes y cómo la puedes administrar y gastar. Las monedas pueden ayudarte a completar alguna compra pequeña, pero es más importante aun saber exactamente cuánto dinero tienes en tu cuenta.

Con el avance de la tecnología, las compras también se modernizan. Ahora hay decenas de plataformas en las cuales las personas pueden comprar en línea, cosas tan pequeñas desde algo de comer hasta electrodomésticos. Y uno de los mayores beneficios de las compras en línea es la gran cantidad de variedad y descuentos que hay. La cuestión es que estas compras solo se pueden hacer usando pagos electrónicos, ya sea con tarjeta débito o crédito. 

A pesar de que hoy en día se usan mucho las tarjetas tanto de crédito y débito, o las aplicaciones para realizar pagos virtuales, el dinero en efectivo sigue teniendo mucho impacto en las transacciones comerciales en Colombia. Tanto los billetes como las monedas siguen predominando en la cultura del país e incluso se sigue viendo que muchas personas prefieren usar el dinero físico en vez de pasar a otros métodos mucho más eficaces y modernos.

El problema con el efectivo es que puede ser bastante limitante. En Colombia, muchas personas se resisten al cambio netamente por temas de educación frente a las transacciones digitales. Aunque es cierto que tiene sus riesgos y uno no está exento de robos o situaciones similares, es claro que los medios digitales y virtuales son mejores a la hora de realizar una transacción. 

Ahora pensemos en la actualidad de 2021 y en todo lo que ha sucedido con la pandemia. Las transacciones físicas no solo se han vuelto arcaicas, sino que también potencialmente peligrosas para la salud de las personas. No puedes usar alcohol o gel antibacterial en los billetes porque eso los dañaría fácilmente. Es por eso que las transacciones digitales y con tarjeta han visto un incremento considerable en el último año.

Con la digitalización, muchas facilidades se han abierto para los clientes que prefieren usar métodos de pago distintos. Tanto portales web, como códigos QR o simplemente un datáfono. Por ejemplo, si quieres pasarle plata a un amigo, ya no necesitas ir a un lugar particular, hacer fila y enviar el dinero. Con las transacciones digitales puedes enviar plata o incluso pagar en restaurantes usando aplicaciones conectadas a tus tarjetas. 

En este mundo moderno, globalizado y pandémico, entre menos contacto exista, mucho mejor. Así que no te quedes atrás y deja el efectivo en el siglo XX. Moderniza tus transacciones y deja de preocuparte por monedas o billetes falsos, aprovecha los beneficios de los pagos virtuales que puedes hacer solo con tarjetas y lleva la cuenta exacta del dinero que usas y guardas, ¡Que no se pierda un solo peso!

Dejar un comentario