Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Los pagos presenciales están pasando de moda?

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Según un estudio realizado por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, las ventas electrónicas pasaron los 3 billones de pesos en marzo de 2021 y de la misma manera, las transacciones en línea pasaron los 26 millones durante el mismo mes. Aunque los pagos presenciales y el comercio electrónico han ido de la mano, desde el auge de la pandemia, las ventas electrónicas se han mantenido como la transacción líder en el país. Sin embargo, estos datos fluctúan y en algunos casos se muestra como las ventas tradicionales estuvieron a punto de retomar el liderato. En diciembre de 2020, durante las épocas navideñas, estas transacciones alcanzaron un pico al que no habían llegado en más de un año. 

Los datos de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, no buscan desprestigiar las transacciones tradicionales, sino mostrar una tendencia muy interesante; y es que a pesar de la coyuntura que se está viviendo, ambos métodos de pago siguen teniendo una gran prevalencia en el país. Teniendo esto en cuenta, cabe hacer entonces la pregunta, ¿los pagos presenciales están pasando de moda? Una respuesta escueta y directa sería, no, pero, tengamos en cuenta los distintos factores alrededor de los datos presentados.

pagos digitales

Uno de los contextos de mayor prevalencia en este estudio tiene que ver con la pandemia que ha cambiado muchas cosas desde principios de 2020. Para prevenir contagios, muchos negocios se vieron forzados a cerrar sus puertas y a llevar sus operaciones de manera digital, por ejemplo los restaurantes que solo recibían pagos de manera online o a través de tarjetas. Este es solo un ejemplo relacionado con los distintos tipos de negocios que tuvieron que cambiar sus modelos de venta. 

De manera lenta y paulatina, el comercio se ha ido reactivando de distintas maneras en las ciudades y regiones del país. De esta manera, las transacciones tradicionales se han mantenido a pesar de haber disminuido drásticamente. Uno de los ejemplos más comunes tiene que ver con las tiendas de barrio, esos locales en donde las personas van a comprar cosas de la canasta familiar y gastan exclusivamente efectivo. Una de las conclusiones a las que llega el estudio es que los pagos presenciales no están pasando de moda en Colombia, sin embargo, hay otros factores a tener en cuenta.

Beneficios de las ventas digitales

Los beneficios de las transacciones digitales van desde comodidad, seguridad, hasta facilidades e incentivos de pago y aunque los pagos tradicionales no están desapareciendo, y probablemente no lo hagan en un buen, tiempo, los pagos digitales o electrónicos cada vez se diversifican más. Antes el único método conocido de pago no físico era el uso de tarjetas débito o crédito. Ahora, con el avance de la tecnología, hay todo tipo de servicios y portales que le permiten al usuario realizar una compra sin tener que pasar la tarjeta por un datáfono. Desde billeteras virtuales hasta PSE, estos servicios cada día van ganando más fuerza entre las personas.

Esta ampliación e integración de nuevos métodos de pagos digitales ha consolidado estas transacciones y cada vez más personas las usan en su día a día. Desde comprar comida en un restaurante, hasta comprar ropa e incluso pagar impuestos. Es importante que los usuarios conozcan de estas innovaciones para sacarles el mayor provecho posible. Es el caso de Cajero, que, a través de su sistema de Link de pago, le permite al negocio generar un link que pueden enviar a los clientes a través de WhatsApp, correo o redes sociales. Es un proceso tan sencillo y eficaz que beneficia de igual manera a ambas partes. 

Aunque los pagos presenciales no están pasando de moda, es importante estar a la vanguardia de los métodos digitales que ofrece el mercado. Entre más amplío sea el panorama, más facilidades tendrás los usuarios para realizar las transacciones que quieran, y no solo más facilidad, también muchas más opciones con las que sientan cómodos.

Dejar un comentario