Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Agosto: el mes en que Colombia celebra a los tenderos

Tiempo de lectura: 2 minutos

Uno de los pilares centrales de la economía y la cultura ciudadana colombiana, son los tenderos de barrio. Es uno de los trabajos que se ve desde las ciudades más grandes hasta los municipios y pueblos más pequeños. Según FENALCO, entre el 63% y 65% de los alimentos que compran los colombianos lo hacen a través de las tiendas de barrio. Esta es una estadística importante, ya que esto supera en gran número a las ventas de las grandes cadenas de almacenes. De la misma manera, 80% de los productos de la canasta familiar colombiana se compran en las tiendas de barrio.

Aparte del rol esencial que juegan en la economía del país, los tenderos de barrio también representan un referente cultural en todas las esferas sociales. Muchos ciudadanos han experimentado la cercanía que generan las tiendas de barrio con la comunidad. Desde encontrarse con un vecino y hablar un rato mientras realizan las compras, hasta sentarse con amigos a tomar una cerveza mientras miran un partido de fútbol.

Orígenes del día del tendero

Aunque no hay un origen especifico relacionado con la fecha, la gran influencia de las tiendas se puede ver desde el virreinato a finales del siglo XVIII. En el siglo XX las tiendas fueron de vital importancia, ya que servían como puente entre el campo y las ciudades. Los productos agrícolas llegaban a estos lugares y las personas de la ciudad las compraban para llevar comida a la mesa.

Debido a la importancia iconográfica, cultural y económica de los tenderos, se consolida en Colombia el día del tendero el 26 de agosto. Aunque alunas organizaciones como FENALCO lo celebra el penúltimo domingo de ese mes para realizar eventos en celebración de los tenderos de Colombia.

Una celebración a la economía colombiana
economia

Es importante que los tenderos son una fuerza económica bastante fuerte. A pesar de que están considerados como pequeños empresarios, es la unión de este colectivo la que los convierte en la espina dorsal de la economía colombiana. Celebrar a los tenderos no solo tiene que ver con la celebración de una actividad económica; también va muy de la mano con una celebración a la cultura, a los símbolos sociales del país y a las comunidades que se crean alrededor de las tiendas de barrio.

Dejar un comentario