Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Qué son los gastos hormigas?

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

¿Alguna vez has encontrado una gotera en tu hogar? Muchas veces cuando vemos esas primeras gotas caer, lo que hacemos es que inmediatamente buscamos un balde para evitar que el suelo se siga mojando. Una vez pasa la lluvia, la gran mayoría de nosotros limpiamos, pero no cubrimos la gotera porque pensamos que no es nada grave. Pero, ¿qué pasa si las goteras se acumulan? Esta analogía nos sirve para entender los gastos hormiga y lo nocivo que puede ser para una compañía.

En términos más formales, los gastos hormiga son aquellas compras que muchas veces por ser pequeñas, inofensivas o “insignificantes” no se tienen en consideración en los registros. Esos pequeños gastos suelen darse en el día a día de las empresas y sus repercusiones tienen efecto a mediano o largo plazo.

La gran trampa de los gastos hormiga es que al parecer insignificantes, no les prestamos mucha atención;  no es algo que solo afecta a las empresas. En 2018, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, realizó un estudio en el que concluyeron que los gastos hormiga representa el 12% del salario de los trabajadores. Para colocar esto en un contexto individual, muchos de estos gastos tienen que ver con comprar cosas como café, cigarrillos, chicles, etc. 

Las pymes son las principales afectadas

Volviendo a términos empresariales, las pequeñas y medianas empresas son más propensas a sufrir los efectos causados por los gastos hormiga. Una de las principales razones tiene que ver con la falta de registrar contabilidad de estas pequeñas inversiones. A continuación, presentaremos los 3 gastos hormiga más comunes que se han observado en las pymes. Es importante recalcar que estas recomendaciones tienen que ver más con planificación que con eliminar por completo los siguientes gastos mencionados. 

snacks

1. Los snacks

Uno de los gastos hormiga más comunes en las empresas y el que representa un gran gasto a largo plazo. Estos son comunes a la hora de hacer reuniones, ya que se ofrecen snacks u otro tipo de comidas para los asistentes. Para evitar este tipo de gastos, se pueden mantener las reuniones cortas o hacerlas en horas de la mañana para que el snack, al igual que el gasto, sea mínimo.

artoculos de oficina

2. Artículos de oficina

Este es de sumo cuidado, ya que no solo tiene que ver con los gastos hormiga, sino también con el mal uso que se les da a estos artículos. Por ejemplo, usar el 10% de una hoja y botarla a la basura en vez de reciclarla o usarla para otras labores. Este gasto se puede subsanar con un uso adecuado de los materiales. Imprimir solo lo necesarios, reciclar y reutilizar; llevar un registro de los artículos de oficina y también implementar buenas normas de uso para cosas como el tonner y papelería. 

cumpleaños

3. Celebraciones

Celebrar cumpleaños y/o fechas especiales es esencial para generar un buen ambiente de trabajo dentro de la empresa. Sin embargo, como mencionamos antes, esto se convierte en un gasto hormiga si no se planean con anticipación y no se lleva un registro de estos eventos. Otra solución para ayudar con este gasto, puede ser recoger una pequeña cantidad de dinero entre los trabajadores para ayudar a pagar una parte de la celebración.

La planeación es la solución

Es peligroso asumir que los gastos hormiga son inofensivos e insignificantes porque en el momento son muy económicos, pero recuerda que esto es como una gotera que va creciendo y se va multiplicando hasta que inunda la casa. Identificar cuáles son los gastos hormiga que tiene la empresa es el primer paso. También es necesario planear para hacer inversiones más eficaces y llevar un registro de hasta las cosas más pequeñas que se compran. De esta manera, los gastos hormiga no serán un dolor de cabeza a mediano o largo plazo.

Dejar un comentario